Directiva RoHS: uso de sustancias peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos

Te apoyamos

RoHS

La Directiva RoHS restringe el uso de ciertas sustancias peligrosas en equipos eléctricos y electrónicos. Dentro de Alemania, es introducida a la legislación nacional a través de la normativa ElektroStoffV (Ordenanza Alemana sobre Sustancias en Equipos Electrónicos). El objetivo es regular, restringir y, en la medida de lo posible, evitar el uso de sustancias nocivas o peligrosas. Las sustancias peligrosas incluyen mercurio, plomo, cromo hexavalente y cadmio. Los plastificantes y los retardantes de llama bromados también se ven afectados. La directiva establece una lista cada vez más amplia de sustancias peligrosas. Como distribuidor o fabricante, solo puedes utilizar estas sustancias en equipos eléctricos y electrónicos hasta determinados valores de concentración máxima.

Antes de comercializar equipos eléctricos y electrónicos, los distribuidores, fabricantes e importadores están obligados a garantizar el cumplimiento de la Directiva RoHS y la normativa ElektroStoffV. Como prueba de conformidad con la restricción de sustancias, estás sujeto a la obligación de marcado CE. Esto es responsabilidad exclusiva del fabricante.

¿Tienes preguntas sobre los requisitos legales, tus obligaciones o necesitas ayuda con el registro y la aprobación? Con gusto te ayudaremos – a nivel nacional e internacional:

  • Aclaración de las obligaciones legales del fabricante de acuerdo a la Directiva RoHS, es decir, la respectiva legislación nacional
  • Evaluación de plazos y fechas, requisitos de los documentos de información y posibles excepciones
  • Adquisición y procesamiento de la información necesaria respecto a la cadena de suministro del fabricante y la preparación de la documentación técnica.
  • Comunicación con las autoridades nacionales e internacionales pertinentes

Como representante autorizado del fabricante de productos eléctricos y electrónicos, somos los receptores de las consultas y aclaraciones de las autoridades.

Lo siguiente también aplica:

Debido a la probable existencia de superposición de puntos, se debe verificar si al mismo tiempo es necesario registrarse según la Directiva RAEE y/o si se debe obtener una garantía de insolvencia. Deutsche Recycling es tu aliado perfecto. ¡Solo contáctanos!

CONTÁCTANOS

No olvides tu registro RAEE!

Información básica sobre RoHS: obligaciones e información útil

Visión general:

Directiva RoHS: Una visión general
RoHS y WEEE: Juntos por un mejor medioambiente
RoHS internacional: Regulaciones equivalentes en otros países


 

Directiva RoHS: una visión general

La Directiva RoHS (Restricción de sustancias peligrosas) es una directiva de la UE que trata del uso de ciertas sustancias peligrosas en equipos eléctricos y electrónicos a nivel internacional. Desde su introducción, todos los fabricantes, distribuidores e importadores de productos eléctricos que contienen sustancias peligrosas han tenido que cumplir con esta directiva, que en su versión actual lleva la designación exacta 2011/65/EU (RoHS2).

A lo largo de su validez, se han agregado cada vez más categorías de productos a la Directiva RoHS. En 2014, por ejemplo, se agregaron dispositivos médicos e instrumentos de control y monitoreo no industriales, que, a su vez, fueron ampliados en 2019 incluyendo así, instrumentos de control y monitoreo industrial.

La reducción de contaminantes en los equipos tiene como objetivo hacer que el reciclaje de productos eléctricos y electrónicos sea más respetuoso con el medio ambiente. También se deben reducir los efectos nocivos sobre la salud humana y la naturaleza. Además, la Directiva RoHS establece obligaciones para que tú, como fabricante, prestes atención al marcado CE y lleves a cabo los procedimientos de evaluación de la conformidad.

RoHS y WEEE: juntos por un mejor ambiente

La Directiva RoHS desempeña un papel muy importante en el fundamento jurídico de la UE para la eliminación de residuos de equipos eléctricos y electrónicos, por lo que debe ser considerado en el contexto de la Directiva RAEE. Esta directiva de la UE, también conocida como Directiva 2012/19/UE, se refiere en particular a los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. En conjunto, las dos Directivas tienen por objeto la utilización prudente de los recursos naturales. Ambas persiguen el objetivo de mejorar e incrementar el reciclaje de los residuos de equipos eléctricos y electrónicos.

Tanto la Directivas RoHS y como la Directiva WEEE fueron implementadas a nivel nacional en los estados miembros de la UE. Mientras que en Alemania la Directiva RoHS se implementa a través de la ElektroStoffV (Ordenanza alemana sobre sustancias de equipos eléctricos y electrónicos) y la Directiva RAEE es implementada a través de la ElektroG (Ley alemana de equipos eléctricos y electrónicos). Con la implementación de ElektroStoffV en la legislación alemana, los requisitos formulados según RoHS han sido vinculantes en Alemania desde el 9 de mayo de 2013.

La anterior Directiva RoHS 2002/95/EC fue implementada en Alemania mediante la prohibición de sustancias del §5 de la ElektroG (Ley Alemana de Equipos Eléctricos y Electrónicos). Sin embargo, este párrafo fue reemplazado y derogado con ElektroStoffV.

RoHS internacional: regulaciones equivalentes en otros países

Como directiva de la UE, RoHS 2011/65/EU (RoHS2) es válida en todos los estados miembros de la Unión Europea. Algunos países fuera de la UE también han emitido regulaciones comparables para reducir las sustancias peligrosas en los aparatos eléctricos y electrónicos.

La ordenanza suiza sobre la reducción de productos químicos (ChemRRV), por ejemplo, contiene regulaciones sobre la manipulación de sustancias peligrosas. Estos se enumeran en dos anexos y se refieren a ciertas sustancias o grupos de sustancias específicas. La Ordenanza regula los requisitos y condiciones de autorización para el uso de ciertas sustancias y agentes, incluidos desinfectantes y productos fitosanitarios. La ChemRRV incorpora las disposiciones de la Directiva Europea RoHS en la legislación nacional suiza y es, también, aplicada en Liechtenstein.

En Asia, Corea del Sur y China tienen regulaciones similares. Varias leyes de protección ambiental han estado en vigor en la República Popular desde marzo de 2007 con China RoHS. Esto incluye varias prohibiciones de sustancias para la industria y también establece obligaciones de certificación y etiquetado. También se realizan controles aduaneros. El alcance de China RoHS es comparable a la directiva europea en cuanto a las clases de sustancias. También contiene requisitos respecto al reciclaje, la compatibilidad medioambiental y eficiencia energética.

En Corea también existe una ley en vigor desde el 2008 que lleva coloquialmente el nombre de Korea-RoHS. La ley adopta en gran medida las directivas de la UE RoHS, RAEE y la directiva de vehículos de fin de su vida útil. Sin embargo, a diferencia de la Directiva RoHS de China, esta ley no prevé etiquetado de los productos.

No olvides tu registro RAEE!